Telómeros y su Rol en el Estrés y Longevidad Optima
Telomeros

Telómeros y su Rol en el Estrés y Longevidad Optima

La longitud de lo telómeros es un biomarcador de envejecimiento celular.

Los telómeros son estructuras compuestas por secuencias pequeñas y repetitivas de ADN presentes al final de nuestro cromosomas. Estos forman una capa protectora – una especie de amortiguador que se acorta con la edad –  que previene que los cromosomas pierdan genes o se adhieran a otros cromosomas durante la división celular.  Cuando se acortan mucho los telómeros en los cromosomas de una célula, el cromosoma alcanza una longitud crítica y la célula entra en senectud (se vuelve senil) o entra en apoptosis (muerte células programada). Es por ello que mayor longitud, mayor longevidad esperada.

La longitud se mide en pares – En la infancia, tenemos unos 15.000 pares base de longitud; cuando alcanzamos una edad avanzada se reducen a 3.000 pares base, una perdida de aproximadamente dos docenas de pares base cada año.

Factores de Estilo de Vida que Afectan la Longitud de Telómeros

Factores de estilo de vida como pobre nutrición y fumar puede alterar la matemática, al alterar el estrés oxidativo. Por ejemplo, el daño oxidativo infligido por fumar un paquete de cigarrillos cada día disminuye otros 5 pares por año. SI fumas por 40 años, la perdida se adiciona, robando a un fumador más de siete años de vida. Los telómeros en mujeres obesas pueden ser hasta 240 pares base más cortos tarde en la vida que aquellos en mujeres delgadas, lo que equivale aproximadamente a nueve años de vida.

Otros factores estresantes, tanto fisiológicos como psicológicos, puede acortar los telómeros y promover enfermedades. Por ejemplo, el ADN de trabajadores expuestos a altos niveles de cancerígenos exhibe alteraciones genéticas, de cromosomas y telómeros más cortos que trabajadores en espacios controlados. Mujeres bajas estrés psicológico tienen altos niveles de hormonas glucocorticoides, las cuales reducen los niveles de citoquinas antiinflamatorias. Esto incrementa el estrés oxidativo y acelera el acortamiento de los telómeros.

Una medida  proxy de exposición en vida pasada y comportamiento

En la mayoría de estudios poblacionales, la longitud de los telómeros, es medida en leucocitos, un tipo de glóbulos blancos. Los leucocitos están disponibles en la sangre circulante y proveen pistas sobre la historia acumulada de exposición a factores que acortan los telómeros.

Esta historia, engloba el exposona, que es la totalidad de exposiciones no genéticas durante la vida. El exposoma engloba exposiciones tanto tangibles como intangibles, desde comidas, agua, microbios, y químicos hasta trauma psicológico, estrés, nivel educativo y estado financiero. Es probable que tenga un gran efecto en la salud humana. Cuantificarlo es difícil pero la longitud de los telómeros puede ser un proxy apropiado para investigarlo.

Disminuir el Desgaste y Aumentar la Longitud de los Telómeros

Aunque por ahora la edad es inquebrantablemente en un sentido, hay una creciente cantidad de investigación que sugiere que el acortamiento de los telómeros puede ser enlentecido o incluso revertido con modificaciones en el estilo de vida.

Comportamientos que Afectan los Telómeros

El ejercicio es uno de las modificaciones más importantes que no solo ha mostrado disminuir el desgaste de los telómeros sino también aumentar su longitud. Por ejemplo, en un estudio de 2.400 gemelos, aquellos que eran menos activos físicamente tenían telómeros más cortos que los más activos, con los más activos teniendo la mismo longitud que individuos sedentarios 10 años menores en promedio. Un estudio de intervención encontró que el ejercicio aeróbico (120 minutos por día) aumentaba significativamente la longitud de los telómeros en leucocitos luego de 24 semanas en adultos mayores anteriormente inactivos y con niveles altos de estrés.

La meditación también a mostrado que amortigua el estrés que acorta los telómeros y activa el gen que codifica la enzima telomerasa (necesaria para reconstruir telómeros truncados)

Micronutrientes, Ácidos Grasos Esenciales y Dieta

Micronutrientes como el Omega 3 y la vitamina D también han mostrado tener impacto.

Suplementar con aceite de pescado (2,5g/día) enlentence el acortamiento y reduciendo la evidencia de oxidación en células sanguíneas.

Dos estudios observaciones en gemelos han mostrado que aquellos individuos con los menores niveles de vitamina D tienen telómeros más cortos, equivalentes a 5 años de envejecimiento. La propiedad antiinflamatorias de la suplementación de vitamina D (2.000 UI /día) incremento la actividad de la telomerasa en 19,2% en células sanguíneas de poblaciones de personas deficientes en vitamina D.

Deja un comentario